[Eldar Oscuros] Incursión. Parte I: Observación

  Oscuridad. Era la única palabra que le venía a la mente a Cassiopea cuando entro en el puente de mando de la nave insignia de la flota. Oscuridad, era lo único que pensaba en ese momento, era un concepto raro para alguien que se había criado en Comorragh, pero más que raro, era inquietante, si se le sumaba el silencio sepulcral que reinaba en la sala.

  A pesar de que no veía ni oía nada, sabía que no estaba sola. Sentía una presencia. Una presencia que solo podía describirse como temible. Estaba allí, Cassiopea lo sabía y aun así, siendo ella quien era, temía a esa presencia más que a nada. Ella, que se había enfrentado a los mayores horrores de la galaxia, tanto en la arena como en batalla y aun así, lo único que podía definir lo que sentía era una palabra: Miedo.

-Syrena!! ¿Se puede saber a qué esperas?- el silencio quedo roto, y Cassiopea helada por un instante.

-Perdón mi Señora. Le traigo el informe de situación.

  Con un movimiento de su mano, Cassiopea ilumino un cuadro de mandos que tenía a su lado. Donde no había luz antes ahora a la había, mas no penetraba nada más que lo justo y necesario para ver los controles, manteniendo el resto de la sala a oscuras por completo. Cassiopea sabía que su señora estaba utilizando un aparato denominado pantalla de oscuridad, salvo que en este caso era especial, tenía una potencia tremenda dado que no dejaba ver másallá de medio metro de donde estaba el límite de la oscuridad. Cassiopea no tenía ninguna duda de por qué su señora hacia esto. Vivir en comorragh  era una lucha a vida o muerte a todas horas, y en un navío de combate no iba a ser diferente, y más si estaba repleto de distintos cultos de brujas que rivalizaban entre sí por el poder.

-Vamos Cassiopea¡¡ no tengo todo el día!-el tono agresivo en esa voz no dejaba lugar a demora alguna.

-Disculpe mi señora- acto seguido introdujo la placa de datos en el panel.

  Automáticamente, en medio de la sala, se puso en marcha un holograma que representaba un planeta. El planeta CCPII, o al menosasí lo llamaba los humanos que vivían en el. Pulso otro botón, y se empezó a abrir un panel lateral de la nave, dejando ver a través de una cristalera el planeta real, así como las estrellas  a su alrededor.

-Procede-oyó procedente de la oscuridad

-Ahora mismo mi señora. Salimos de Telaraña según el tiempo estimado. Nuestras holopantallas levantadas. No hemos sido detectados.

-Bien, continua.

-Los primeros informes indican la presencia de dos capítulos distintos de marines espaciales. Hemos interceptado sus conversaciones e identificado a sus dos líderes. Son los puños carmesíes, liderados por su señor del capítulo, Pedro Kantor, y los Templarios Negros, guiados por un marine llamado Helbrecht, según parece ostenta el título de mariscal.

-Ese último….sí, tiene que ser él, me enfrente a él una  vez, es habilidoso, podría ser un problema. Mmmm. Bueno, continúa, ya lo afrontaremos cuando llegue el momento.

-Según hemos deducido de estas conversaciones, existe cierta animosidad entre ambos capítulos, típico de estos seres inferiores,  nos podría venir bien en un futuro.

-Abstente de comentarios personales- El tono amenazante había vuelto. Cassiopea se dio prisa en continuar y evitar así la cólera de su señora.

-Los Puños carmesíes se han establecido en el noroeste, ocupando el mayor  espaciopuerto del planeta. Así mismo, han establecido su bastión de mando ahí. Tiene incorporado un escudo de vacio que lo protege de posibles ataques orbitales, dicho escudo tiene un amplio radio de protección, haciendo que las centrales energéticas y manufactorías colindantes sean casi inaccesibles desde el aire. Estas fábricas y centrales están en operativas, lo que hace que tengan suministro de energía y munición casi constante.

  Los templarios negros, se han hecho con la zona industrial propiamente dicha. Esta está protegida también mediante escudos. Suponemos que su centro de mando está dentro de los márgenes de estos escudos.

  El sur ha sido invadido por una flota enjambre tiránida. Dado que las fuerzas de defensa planetaria han sido incapaces de resistir su avance, no podemos establecer el grado de invasión que hay actualmente hasta que nos despleguemos y entremos en contacto. La teoría sugiere que las fuerzas de esos humanos carecen de la preparación suficiente, así que suponemos que la fuerza de los tiránidos no debería estar aun en su punto álgido. En el suroeste se han conseguido atrincherar parte de esas fuerzas de defensa en unas manufactorias, sustentadas por un par de estaciones energéticas. No creo que duren mucho, solo los rodea desierto, y detrás de él tiránidos. Finalmente las fuerzas combinadas de marines y fuerzas de defensa han conseguido  frenar su avance cerca del ecuador,pero no antes de que los tiránidos pudieran tomar el segundo espaciopuerto más grande del planeta.

Tras conseguir parar a los tiranidos, las fuerzas de defensa se han conseguido reorganizar en una zona desértica que hay al sureste, cerca de sus centros de entrenamiento, creemos que los bioorganismos tiránidos, no han sido todavía capaces de asimilar el clima, pero tarde o temprano reanudaran su avance. Tras tomar posiciones, los marines han relegado al resto de fueras de defensa al noreste, allí hay un espaciopuerto muy pequeño, y fabricas y estaciones de energía secundarias. Estas también están a pleno rendimiento.

-Buen trabajo, puedes retirarte…

  Súbitamente, empezaron a sonar alarmas en el panel de control. El holograma empezó a parpadear y difuminarse en la zona Sureste. Se había detectado la apertura de la telaraña a nivel de tierra. Cassiopea se sobresalto, y tuvo un instante de vacilación. Todavíaa no habían enviado tropas al planeta, así que una apertura de la telaraña no era posible. De repente lo comprendió: sus primos. Sus primos lejanos estaban en el planeta.

  Apenas unos segundos después, empezaron a sonar otras alarmas diferentes y cuanto menos, más preocupantes que las primeras.

-¡Oh, no!¡Mi señora, se ha detectado una poderosa presencia psíquica en la zona, aún no sabemos de qué nivel.

                En el holograma, la zona sureste se fue degradando poco a poco. En el planeta lo que se veía era el clima cambiando. Una nube de tormenta se estaba formando y aumentando de tamaño, extendiéndose por la zona, lenta pero sistemáticamente.

-¡Mi señora, es un psíquico muy poderoso! Jamás había visto algo de este calibre- Sus palabras dejaban transmitir su nerviosismo.

  En ese instante notó una mano en su hombro ¿Cómo era posible que no se hubiera dado cuenta de que la tenía detrás?  Ella, como Syrena de  las Esposas de Sangre, estaba  cuarta en el escalafón de su culto de brujas, y aún así ella había llegado hasta allí y no se había dado cuenta.

-Mi señora…

-Silencio ¡Tenemos problemas más acuciantes que tus lloros!

  La tormenta ya había llegado a la zona desértica y había ocupado toda la zona de entrenamiento de las fuerzas de defensa, deteniéndose cerca del ecuador del planeta.

-¿Mi señora, qué o quién ha podido causar esto?

  No hubo respuesta a su pregunta. Lo único que vio en la cara de la mujer  fue un breve momento de reflexión, y acto seguido una mueca. Era una leve sonrisa, leve pero ahí estaba. Extraña, cómo un turista perdido en terreno desconocido y peligroso.

-Cassiopea, esto sólo puede haberlo hecho un eldar. Y de entre ellos, sólo uno tiene la capacidad de concentrar tanto poder, pero es imposible, en Comorragh se decía que había muerto….

[Continuará]

Autor: Daniel Morales

Anuncios
Esta entrada fue publicada por Javier G.C..

3 pensamientos en “[Eldar Oscuros] Incursión. Parte I: Observación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: