Quien tiene la reliquia tiene el poder: Primera partida con Sexta Edición de Warhammer 40.000 [2 de 2]

Recién salida la sexta edición de Warhammer 40.000 Khogo y yo jugamos una partida introductoria y, como os prometí, a continuación paso a relataros la batalla entre los Marines Espaciales renegados del Capítulo Apocalipsis y los terroríficos Marines Espaciales del Caos de la legión IV traidora de los Guerreros de Hierro.

Hierro por dentro, Hierro por fuera.

Hierro por dentro, Hierro por fuera.

Como ya vimos la misión era “La reliquia” y el despliegue “Martillo y yunque“. Algo profético, dado que los Guerreros de Hierro son dirigidos a la batalla por sus Herreros de Guerra.

El terreno de combate había sido dispuesto de tal manera que pareciera una ciudad en ruinas, con un par de parques/bosques pero con una marcada calle principal que unía ambos extremos de la mesa…ambas zonas de despliegue.

Empecé yo desplegando en el borde de tablero con más escenografía, dejándole a Khogo el honor de demostrar su valentía enfrentándose a mi artillería sin cobertura, honor que no quiso aprovechar ocultando a su única unidad a pie entre unas ruinas.

Puse a mis Rhinos, que transportaban a mis 10 Guerreros de Hierro y a los 8 Berserkers de Khorne en el medio de la calle dispuestos a correr hacia la reliquia que estaba en medio de la calle principal. Los marines de plaga cumplirían su función de refuerzo avanzando desde unas ruinas que estaban colindantes a la carretera y los Profanadores harían sentir su furia entre las filas de mi enemigo desde detrás de los Rhinos.

Por su parte mi Herrero de Guerra, el príncipe demonio Indael Totschläger, Se puso en el flanco derecho, para poder realizar la táctica por la que soy famoso entre mi grupo de amistades, es decir, para  “Flanquear“.

Mis tres arrasadores y los tres Exterminadores esperaron en reserva para aparecer en el momento oportuno y ser el yunque sobre el que golpeara el martillo del resto del ejército, siendo las unidades enemigas el hierro al rojo que sería aplastado entre ambos para mayor gloria de los Guerreros de Hierro.

Aclararé en este punto que mi relato es desde la perspectiva del bando de los Guerreros de Hierro, por lo que mi concepto de derecha e izquierda, alante o atrás puede diferir del de mi rival.

Enfrente de mi se desplegó el ejército de recien iluminados, chiquillos que por fin han descubierto la futilidad de seguir a un pútrido cadáver. En el medio, enfrentándose a mis venerables Rhinos cargados de Guerreros de Hierro, situó a dos Dreadnoughts,y detrás de ellos, como un perrito faldero, iba un Rhino cargado de chiquillos que habían sucumbido al Dios de la Sangre, Berserkers de Khorne. Un profanador marchaba detrás del Rhino semioculto por los gases de los tubos de escape de este. A la derecha de estos engendros mecánicos se encontraba otro Rhino que transportaba marines que llevaban con ellos orgullosos una reliquia de Khorne, y tras él, ocultos en unas ruinas, mas jóvenes iluminados.

Sin duda gracias a su mente estratégica no pude ver de primeras al Señor de ese ejército de advenedizos, que estaba entre unas ruinas a la izquierda de los dreadnougts. Un Príncipe demonio, gran conquistador de ciudades, que había enseñado a sus tropas a moverse sigilósamente y a ocultarse entre las ruinas. Mi respeto por estos novatos subió un punto, ya que su señor había conseguido el estatus de príncipe demonio a pesar de su origen impuro, hijo de los perros del dios carroñero.

Bien hecho cachorro, ahora demuestrame que eres merecedor de la demonicidad

Bien hecho cachorro, ahora demuestrame que eres merecedor de la demonicidad

A pesar de su demonicidad no logró robarnos la iniciativa.

TURNO 1 GUERREROS DE HIERRO:

Movimiento:

Por el centro avanzaron el Rhino de los Guerreros de Hierro, seguido del de los Berserkers, la reliquia quedó al alcance de la mano.  Los marines de plaga, fieles seguidores de papá Nurgle, se movieron en paralelo con los rhinos, por si era necesario que ellos se hicieran con la reliquia mientras el resto del ejército se enfrentaba al enemigo.

Los profanadores ocuparon el hueco que habían dejado los Rhinos par apoder ver mejor a nuestros enemigos.

Indael Totschläger utilizó su vuelo demoníaco como unidad de salto, ya que no interesaba que se quedara solo y avanzó por el flanco derecho del campo de batalla aterrizando antes de llegar a un bosque.

Disparo:

El profanador Lui’Shete abrió fuego y con su poderoso cañon de Batalla y con su escalofriante cañon segador e impactó en el Rhino que iba detrás de los dreadnoughts cargado de Berserkers. El resultado fue un impacto interno que acobardó a la tripulación(sus disparos serían apresurados)y nada más.

Balzat, el otro profanador, por su parte impactó con sus terribles armas en uno de los dos dreadnoughts y le destruyó su brazo derecho.

TURNO 1 CAPITULO APOCALIPSIS:

Movimiento:

El principe demonio avanzó volando a través de la cobertura usando su capacidad de salto, para ponerse preocupantemente cerca del Rhino de los Guerreros de Hierro que iba en cabeza.

El dreadnought manco avanzó por el centro de la carretera y su hermano intacto también avanzó, viendose obligado a pasar por una zona boscosa que le dificulto su camino.

El Rhino de los Berserkers, corrió detrás de los dreadnoughts y el profanador detrás del Rhino. No había gloria en ese avance sibilino.Los Berserkers, traicionando a su propio Dios, lanzaron descargadores de humo, con la aviesa intención de retrasar el derramamiento de sangre.

Sin embargo los Marines portadores de la reliquia de Khorne si que buscaban la gloria y condujeron a su Rhino en dirección a Indael Totschläger quien, gracias a esa atrevida maniobra estaba ahora al alcance de sus armas.

Disparo:

Los Marines portadores de la reliquia de Khorne dispararon a Indael Totschläger vertiendo sobre él el ardiente fuego de sus rifles de fusión. Pero el poderoso principe demonio no llevaba combatiendo 10.000 años para verse herido por una minucia como esa. El aura demoníaca del Herrero de Guerra disipó cualquier atisbo de herida que hubiera podido haber. Pero el terrible señor de los Guerreros de Hierro infundía tal temor en el enemigo que la unidad de linea que tan cobardemente se ocultaba en las ruinas tambien le disparó, con su lanzamisiles y bolters, siendo el resultado el mismo que el obtenido frente a los rifles de fusión.

El profanador de los renegados afianzó sus patas metálicas en el suelo y disparó un terrible proyectil demoníaco a los Marines de Plaga, los cuales a pesar de sufrir muchas heridas por la explosión pudieron salvarse la mayoría gracias a su capacidad de No sentir Dolor, muriendo solamente dos de ellos.

Asalto:

El príncipe demonio de los renegados se abalanzó bramando contra el Rhino que encabezaba el convoy de los Guerreros de Hierro acompañado del Dreadnought Manco, su hermano se enzarzó con los arbustos del bosque  y no pudo llegar a asaltar al rhino.

El príncipe demonio destruyó el Rhino en una explosión de furia y violencia. Dejando desprotegidos y convirtiendo en peatones a los Guerreros de Hierro que iban en su interior.

A pie también llegaremos

A pie también llegaremos

TURNO 2 GUERREROS DE HIERRO:

Movimiento:

Los arrasadores de los Guerreros de Hierro, seres parte máquina, parte Marine, parte demonio, cien por cien maldad, se teletransportaron a la izquierda de su profanador habiendo unas ruinas entre ellos y el engendro demoníaco.

Los Exterminadores, veteranos de miles de batallas, se teletransportaron justo detrás del Dreadnought Manco.

Indael volvió a usar su habilidad de salto para entrar desde la derecha a la refriega que se estaba produciendo en el centro de la calle.

Los Berserkhers de Khorne bajaron del Rhino en el que iban y ya que no podían asaltar, se ocultaron detrás del vehículo.

La unidad de Guerreros de Hierro que se habían quedado sin transporte avanzaron para acercarse al Rhino de los Berserkers renegados y a la reliquia.

Los profanadores fueron avanzando y los marines de plaga también.

Disparo:

Los tres arrasadores generaron rifles de plasma acoplados y le metieron al Rhino de los Berserkers renegados los suficientes disparos de plasma como para fundir el tobillo de un Titan Reaver…pero solo consiguieron un impacto superficial y uno interno que fue salvado por los descargadores de humo.

Los exterminadores usaron sus combis-fusión para reventar el dreadnought manco. La explosión resultante fue tal que la armadura de uno de los exterminadores no pudo resistirla y el glorioso guerrero murió junto a su presa.

Puesto que los arrasadores no habían destruido el Rhino de los berserker renegados, la unidad de Guerreros de Hierro abrió fuego con sus rifles de fusión que, esta vez sí, acabaron con el vehículo.

Los marines de plaga dispararon con todas sus armas al principe demonio enemigo, esperando ocasionarle severas heridas…pero a pesar del fuego de apoyo de los berserkers que no podrían asaltar este turno, no le hicieron más que una herida,  sobrecalentándose el rifle de plasma en las manos de su portador.

El profanador Lui’Shete centró un proyectil demoníaco en medio de la unidad de Berserkers renegados acabando con 5 de ellos con la explosión. No satisfecho con ello, les disparó con su cañon segador, acabando con el paladín de la unidad, que no se pudo beneficiar del “cuidado señor”.

Balzat, el otro profanador disparó contra su homólogo renegado y le inmovilizó.

Asalto:

Indael asaltó al dreadnought que estaba en la zona boscosa, acabando con él en una orgía de destrucción, tuercas y engranajes.

TURNO 2 CAPITULO APOCALIPSIS:

Habiendo comprobado que los arrasadores que tenía tras sus lineas podían suponerle un problema, los exterminadores de los renegados se teletransportaron para atajar esa amenaza, apareciendo entre los arrasadores y el profanador renegado.

Un arrasador renegado se teletransportó detrás del profanador Balzat y el otro enfrente de Luish’Ete.

Los 10 Marines con la reliquia de Khorne se bajaron del Rhino en el que iban y se acercaron a Indael.

Los tres Berserkers supervivientes avanzaron a través del crater en que se había convertido su Rhino hacia los Guerreros de Hierro que se lo habían reventado.

El principe demonio de los renegados “saltó” hacia los Marines de Plaga.

Disparo:

El arrasador que estaba detrás de Balzat generó un rifle de fusión acoplado, que le sirvió para poder repetir el impacto fallido, y hacer explotar al poderoso profanador.

La misma suerte tuvo su hermano, reventando con su rifle de fusión acoplado a Luish’Ete.

Indael seguía siendo el objetivo a abatir. Los marines Khornitas y la tropa de linea que estaba en las ruinas dispararon con todo lo que tenían. Cuando se disipó el humo el recio príncipe demonio se alzó en toda su majestad, incólume.

Los exterminadores que acababan de aparecer dispararon con sus combi-fusiones a los arrasadores a quemarropa, acabando con uno de ellos.

Asalto:

El príncipe demonio renegado asaltó a los marines de plaga, matando a uno y sin sufrir ninguna herida. Sin embargo los marines de plaga no sintieron temor alguno y se enfrentaron con su resolución de hierro al Señor del ejército enemigo.

Los tres berserkers supervivientes por fin se comportaron como auténticos servidores del Dios de la sangre y asaltaron a los Guerreros de Hierro que les habían convertido en peatones. Mataron a dos, pero los Guerreros de Hierro acabaron con ellos, siendo el paladín de la unidad el que, con su puño de combate, aplastó al último de los berserkers renegados. La sangre debe fluir.

Los Berserker de los Guerreros de Hierro

Los Berserker de los Guerreros de Hierro

TURNO 3 GUERREROS DE HIERRO:

Movimiento:

Los Guerreros de Hierro, tras su enfrentamiento con los berserkers, del que salieron victoriosos, marcharon de vuelta a mi zona de despliegue, recogiendo la reliquia al finalizar su movimiento.

Los arrasadores supervivientes se acercaron a los exterminadores para no poder fallar al la hora del asalto.

Los Berserker de los Guerreros de Hierro se acercaron al arrasador que había acabado con Balzat.

Los exterminadores fueron a apoyar a los marines de plaga en su lucha contra el príncipe demonio.

Indael “Salto” por encima de la unidad de Renegados Khornitas que tanto calor le habían dado y les infundió el miedo en el cuerpo con un ultraterreno rugido.

Disparo:

Los Guerreros de Hierro, portadores de la reliquia, dispararon al arrasador que había acabado con Lui’Shete, acabando con el gracias a sus fusiones.

El único Berserker con pistola de plasma disparó al Arrasador que había destruido a Balzat, haciéndole una herida y marcando el camino del asalto.

Los dos arrasadores volvieron a usar sus rifles de plasma y acabaron con uno de los exterminadores.

Asalto:

Indael asaltó a los Khornitas, matando a 4 de ellos y recibiendo una herida, la primera de la batalla, a manos de su Paladín, armado con un Puño de combate.

Los exterminadores asaltaron al príncipe demonio apoyando a los marines de plaga. El príncipe siguió luchando contra los Pútridos Marines, acabando con uno y los exterminadores en represalia le hicieron otra, acabando el combate en tablas.

Los Berserkers asaltaron al arrasador y acabaron con él.

Y por último los arrasadores se enfrentaron a los exterminadores renegados. Estos últimos emplearon su mayor rapidez para hacer una herida a uno de los arrasadores, el cual, furioso acabó con el exterminador que le hirió.

TURNO 3 CAPITULO APOCALIPSIS:

Movimiento:

No hubo

Disparo:

El profanador disparó a los berserkers de los Guerreros de Hierro acabando con dos de ellos.

La unidad de linea agazapada en las ruinas, esperando que los Guerreros de Hierro que portaban la reliquia sucumbieran a sus disparon, les dispararon inmisericordemente, acabando con uno de ellos.

Asalto:

En el combate de los arrasadores contra el exterminador renegado, este último murió sin hacer ya más nada.

El príncipe demonio renegado esta vez concentró sus ataques en los exterminadores, acabando con uno de ellos, aunque fue vengado por su hermano que hirió de nuevo al Señor del Capitulo Apocaplipsis.

Indael por su parte acabó con el paladín de la unidad de Khornitas al sacar un 6 para impactar y poder elegir el objetivo de ese ataque y acabó con dos Marines Renegados más, sin sufrir heridas en represalia.

Y AQUÍ ACABÓ LA PARTIDA, YA QUE KHOGO TENÍA ASUNTOS QUE RESOLVER.

VICTORIA DE LOS GUERREROS DE HIERRO 3(POSESIÓN DE LA RELIQUIA) A 1(PRIMERA SANGRE)

Conclusiones:

  • Hay que replantearse el uso de los vehículos de transporte, eso de que las unidades no puedan bajarse y asaltar en el mismo turno hace que haya que pensarse como hacerlo sin sufrir en demasía por ello.
  • Los exterminadores son muy duros, pocas cosas hay que puedan enfrentarse a ellos victoriosamente, sobretodo si van con armas de energía, ya que las armas de FP2 de cuerpo a cuerpo, que podrían usarse para acabar con ellos, son todas aparatosas.
  • El vuelo como tal de las criaturas monstruosas aladas solo tiene sentido en casos muy puntuales y si hay voladores en el ejército contrario. El resto del tiempo renta mucho más usar la habilidad como unidad de salto.
  • Los objetivos secundarios le dan vidilla al juego, ya no se verán empates en los torneos porque en la misión de “bases” cada ejército controle la suya propia, ya que con “Primera Sangre”, por ejemplo, ya habría un punto de diferencia.
  • Los puntos de Armazón en los Vehículos son una mejora, ya no se verán esos Rhinos o Razorbacks inmortales, que iban siendo aturdidos y aturdidos…tres superficiales  y se acabó la agonía.
  • Las habilidades del Señor de la guerra introducen un nuevo enfoque, más rolero, al juego. Me gustaría más si no fueran aleatorios, pero algo es algo.
  • Personalmente me parece que se le da un enfoque más peliculero al juego, ahora un jugador con tiempo e imaginación puede ponerle nombre a cada una de sus miniaturas, pues pueden marcar más la diferencia en las partidas a nivel individual.
Anuncios
Esta entrada fue publicada por Javier G.C..

3 pensamientos en “Quien tiene la reliquia tiene el poder: Primera partida con Sexta Edición de Warhammer 40.000 [2 de 2]

  1. Pingback: Primera Sangre en 6ª edición (2/2) « Jaula de Hierro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: