Purificación de Hogwarts, colegio de magia y hechicería

++++++++ Informe inquisitorial 132/  906. M41 ++++++++++++++++++++++++++++++
+++++ Destinatario: Lord Comandante Maulcen, Señor del Ordo Hereticus Sector Calixis +++++
++++++ Autor: Inquisidor Julius Kaire del octavo batallón Inquisitorial de Tertius +++++++

¡Saludos, mi Señor Maulcen!

Me complace informar de que la herética y blasfema secta de brujos conocida como “Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería” ha sido eliminada, y todos los miembros de este culto vil han sido purgados a fuego y espada.

Acompañado por cinco pelotones de veteranos de asalto inquisitoriales, doscientos milicianos locales, una docena de Arco-flagelantes, dos Castigos del penitente, tres equipos de hermanas sororitas procedentes de la Sagrada Orden del Nimbo sagrado y el hermano Escópulo, de los Caballeros Grises, ya que habíamos oído informaciones sobre demonios llamados “Dementores”, comenzamos nuestro asalto sobre la fortaleza del enemigo con las primeras luces del alba. Aunque el castillo se ocultaba a la vista normal gracias a una gran variedad de hechizos y encantamientos ilusorios, estos obstáculos fueron eliminados con facilidad gracias al ataque anti-psíquico que lanzamos desde “La Persecución” y fuimos capaces de iniciar el ataque.

Tomamos por asalto las instalaciones, sufriendo sólo heridos leves por varios hechizos trampa de autodefensa  que el enemigo había colocado traicioneramente dentro de las instalaciones. Estas trampas se superaron rápidamente, por mi grupo de psíquicos autorizados, y fuimos capaces de seguir adelante.

Img.001: Mutante Peligroso

Img.001: Mutante Peligroso

Pronto fuimos acosados  un mutante de gran altura de pelo excepcional y a granel (ver imagen 001) al acercarnos al rastrillo principal del castillo. Iba acompañado por una variedad de criaturas abominables, bestias horribles que parecían parodias retorcidas de antiguas criaturas de leyenda, como un  inquietante híbrido entre caballo y águila o un gigantesco perro mutante de tres cabezas, entre otras bestias. El mutante grande nos desafió con un acento que no reconocí, pero no cabe duda de que estaba hablando en una lengua demoníaca. Ordené el ataque. Las criaturas del amo de las bestias mutante se cobraron un fuerte peaje entre la milicia local y mis tropas de asalto, pero nuestra superioridad númerica y armas fueron se hicieron notar, y las Hermanas del nimbo sagrado rápidamente derrotaron a las criaturas con bólter, cañón de fusión y el purificador fuego de sus lanzallamas. El  mutante-gigante  poseía una fuerza y resistencia increíbles,  causó un daño devastador en uno de los castigos del penitente,  y mató e hirió gravemente a veintitrés milicianos, antes de que fuera derribado por la ira santa de los Arco-flagelantes, tres de los cuales murieron debido a la sobredosis de las letales drogas de combate. En la muerte, se les ha concedido el Perdón.

Consolidamos nuestra posición y establecimos una posición fortificada, mientras que nuestras cirujanas de las Hermanas Hospitalarias procuraban la curación a los heridos y misericordia para los moribundos.

Hacia el sur, vi una estructura oval que parecía asemejarse a una anfiteatro o coliseo preimperial. Seis altos postes, rematados con aros grandes, se erigían en ese “estadio”, tres en tres cada extremo. Mantengo la teoría de que el culto llevaba a cabo algún tipo de ceremonias o rituales diabólicos allí, y que los aros se utilizaban en dichos maléficos eventos.

Img 002: Líderes de la secta

Img 002: Líderes de la secta

Tan pronto como nuestros heridos fueron consolados y ayudados por nuestro personal médico, los  brujos herejes de la escuela de Hogwarts aparecieron. Me sorprendió en un primer momento la media de edad de nuestro enemigo, los más jóvenes parecían tener diez años por norma y los más mayores de no más de diecisiete años. Probablemente al alcanzar la mayoría de edad fueran sacrificados a su oscuro dios. Eran conducidos por cinco psíquicos adultos (ver imagen 002), y entre todos nos superaban en número en una proporción de casi dos a uno. Al principio, pensé tontamente que la lucha contra los niños no supondría un problema, pero me regañé a mi mismo, recordando que cada una de estos críos era un psíquico ilegal, adiestrado por el contubernio de unos psíquicos no autorizados. El mayor de los psíquicos, a quien identifiqué como el líder, dio un paso adelante, y vi la maldad y el odio en sus ojos, que hablaban de un hombre enloquecido por el poder demoníaco que ejercía. Él, personalmente, se dirigió a mí, identificándose como Albus Dumbledore, pero yo no quería las palabras torcidas de un hereje y brujo, así que antes de que pudiera hablar más y me hechizara, me deshice de él con mi pistola de plasma y di la orden a mi  fuerza de combate para atacar.

Un Pandemonio estalló inmediatamente. Los psíquicos menores fueron conducidos de nuevo en el castillo por dos de los “maestros”, un enano arrugado (sujeto 24)  y una mujer corpulenta adornada con trozos de la flora local (sujeto 25). los niños mayores respondieron al ataque, dirigidos por los otros dos psíquicos, una mujer anciana con la cara arrugada (sujeto 22) y un hombre cadavérico, con el pelo negro largo y grasiento (sujeto 23).

Los psíquicos, en la perdición de su herejía, lanzaron una serie de ataques psíquicos que causaron la muerte y / o la incapacitación de alguna forma de mis soldados. Vi cosas terribles. Dos veteranos tropezaron y cayeron al suelo, como si sus miembros hubieran dejado de funcionar. La Hermana Lucresia se transformó en un segundo, de una orgullosa guerrero de la Adepta Sororitas a una copa de estaño. Algunos de los milicianos locales se echaron a reír tan fuerte que sus vasos sanguíneos se rompían otros se inflaban como globos de carnaval. Los Arco-flagelantes se resbalaron y se desplomaron cuando el suelo debajo de ellos se convirtió en hielo. Yo permanecí intacto, gracias a la protección ofrecida por mis guardas hexagrámicas y mis acompañantes psíquicos sancionados y penitentes.

Reagrupé a mis tropas y relanzamos el ataque. Muchos de los niños psíquicos fueron masacrados con precisión metódica por la potencia de fuego de mis tropas de asalto y de las Hermanas Sororitas y huyeron en desbandada, sin disciplina alguna, sólo para ser interceptado por mis guerreros y yo. El sujeto 23 fue partido en dos por el eviscerador de la Hermana Superior Paminda, mientras que la sujeto 22 encontró la sentencia del Emperador en las garras de un castigo del penitente.

Avanzamos por el castillo, matando a tiros a la resistencia, donde la encontráramos. Los sujetos 24 y 25 fueron asesinados, ya que defendían a los herejes más jóvenes, muchos de los cuales se rindieron después de la muerte de sus “maestros”. Le encargué al teniente Virone la custodia de los prisioneros, y él y su equipo se dedicaron a tratar con los niños capturados, llevarlos a la zona de evacuación y su transferencia a las células anuladoras a bordo de “La Persecución”, donde se esperarían el interrogatorio y su posterior ejecución.

Finalmente, nos encontramos con el último punto de resistencia en el aula magna del castillo, una habitación, tan inmersa en la brujería que me permití sólo que las Hermanas y mi séquito personal me acompañaran al interior, no podía poner en riesgo de corrupción a los veteranos de asalto, desprotegidos contra este tipo de putrefacción.

Img.003: Peligrosos psíquicos que ofrecieron resistencia

Img.003: Peligrosos psíquicos que ofrecieron resistencia

Al final del pasillo había cuatro figuras (sujetos 26-29, ver imágenes 003 y 004), todos ellos jóvenes psíquicos. Tres de los psíquicos eran hombres, y el restante era una mujer. Iniciaron su último recurso de defensa, pero sus esfuerzos fueron en vano. El chico arrogante (sujeto 27) fue reducido a cenizas por el cañón de mi pistola de plasma, y el macho pecoso y pelirrojo (sujeto 28) recibió un trío de disparos bolter en el pecho mientras gritaba estridentemente. La mujer, una chica joven con el pelo largo, rizado, castaño (sujeto 26) se entregó a nosotros, y de inmediato la coloque un inhibidor (desde entonces he trasladado al sujeto 26 a mi propio séquito, en el que ahora sirve como una psíquico penitente). El último sujeto, un chico con el pelo negro y espeso, gafas, y una cicatriz curiosa en la frente (sujeto 29) era monstruosamente potente para alguien tan joven, y se cobró la vida de cuatro hermanas, la de mis dos servidores de combate, y la del Interrogador Delaun antes de que fuera detenido. Tan pronto como el hermano Escópulo, de los caballeros grises,(imagen 006) lo tuvo en la ferrea presa de sus brazos, preparé mi alfanje de energía para el golpe mortal. El sujeto 29 me miró y gritó desesperadamente: “¡Muggle idiota! Si me matas, Voldemort volverá! “

Img. 004: Brujo arrogante y malcriado

Img. 004: Brujo arrogante y malcriado

Supuse que “muggle” era una especie de argot del culto profano. No tenía ni idea de quién era / es “Voldemort”, pero supongo que los balbuceos del brujo eran una desesperada e inútil súplica para impedirme impartir justicia. No lo tuve en cuenta y  atravesé su corazón con mi bendito alfanje de energía.

img. 005: el hermano Escópulo acaba con la amenaza

img. 005: el hermano Escópulo atrapa la amenaza

Nuestra misión fue un éxito. Saqueamos el castillo para recuperar los elementos heréticos que tendrían que ser destruidos inmediatamente para evitar la corrupción de más a siervos del Emperador. Hemos encontrado toda clase de tubos, ingredientes, libros y pergaminos de hechizos, y unas curiosidades en forma de esfera (tomar nota de las alas que adornan la diminuta bola dorada en imagen 006).

Img. 005: Curiosa bola con alas

Img. 006: Curiosa bola con alas

Todo fue sometido a la llama purificadora.

A nuestro regreso a “La Persecución”, di la orden para que el capitán Yevonce comenzara el bombardeo orbital del castillo, eliminando completamente la vil estructura. Desde que hemos viajado a la base de Bethor VIII, mi personal y yo hemos comenzado el interrogatorio de los jóvenes brujos capturados.

El tumor que suponía la secta de Hogwarts ha sido extirpado del glorioso imperio del bendito Emperador.

Su servidor.

Inquisidor Julius Kaire

+++++++++++++++++++++FIN DE TRANSMISIÓN++++++++++++++++++++++

Anuncios
Esta entrada fue publicada por Javier G.C..

5 pensamientos en “Purificación de Hogwarts, colegio de magia y hechicería

    • hombre…confundir a una niña de metro veinte, con un gigante de 3 metros, o dos metros y medio…por mucho que tengan el mismo pelo…Como mucho la podría confundir con su hija, pero no creo que eso frenara a un inquisidor en su sagrada tarea de purgación

  1. Pingback: Purga de Naboo « Jaula de Hierro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: